Bienvenidos a mi mundo !!!

Actualizado: 4 jun

Talvez algunos me conozcan ya por ser la criadora de sus bebés, pero seguramente muchos mas no me conocen.


Hola! Soy Claudia Altamirano, y desde hace 22 años me he dedicado a mis perritos. Siempre supe desde niña que mi pasión por los animales era muy superior a la de toda la gente que me rodeaba y yo recuerdo que no entendía porqué las personas podían no amar a los animales como yo lo hacía.


Yo quería rescatar y criar a todos los animalitos que encontraba en mi camino, les parecerá raro pero hasta las arañitas patonas para mí en esa etapa me parecían bonitas (hoy estoy segura que no lo haría 🤣🤣🤣), pero las juntaba con mi primo Gerardo QEPD con plantitas en una loncherita metálica de autobús londinense, a ver cuantas juntábamos 🙈.


También lo hice con los ratoncitos de campo.Mi papá hermoso QEPD me decía que se llamaban zacarriochis, eran muy pequeñitos y me parecían muy bonitos y tiernos, él me los atrapaba y yo los guardaba en un bote de basura 😬, solo que tenía que esconderlo muy bien para meterlo en la recámara donde dormía con mi prima cuando íbamos al rancho porque a ella no le gustaban los animales de ningún tipo 😬. Encima de un bote de basura puse un cojín y lo escondí en el baño. Ella por la mañana me pregunto qué hacía un cojín en el baño, y yo desperté de un salto y le dije, no lo vayas a quitar del bote parfavaaaaaarrrrrr !!! 🤣🤣🤣


Otro fin de semana se nos ocurría juntar renacuajos del jagüey. Ibamos a la cocina por los frascos de especias que ya habían desocupado o los desocupábamos ☺️ y nos metíamos en el lodo de la orilla a buscarlos o ya a los sapitos bien formados. Ah! Y aquí comenzó mi instinto comercial! 🤣🤣🤣 me los llevaba a la escuela ( yo estaba en una escuela de Monjas Clarisas) así que se imaginarán que yo llegaba a la escuela con mi frasquito en la mochila y a mis amigas les vendía los renacuajos y los sapitos en $1.00 😁, los sacabamos en el patio y jugábamos con ellos, claro! Hasta que las madres se dieron cuenta y la Miss Vicenta me recogió mi frasquito y me mandaron mi reporte a casa y se acabó la venta 😂. Estamos hablando de Segundo de Primaria, y yo con 8 años aprox.


Una vez también en el rancho, mi papá encontró en el suelo un polluelito de gorrión y me lo dió, enseguida le hicimos un nido con el relleno de un cojín y una cajita y le comencé a dar con un palillo masita de harina de trigo con agua en su piquito, me lo llevé a casa y creció. Yo lo dejaba en una cajita abierta parado en un lapiz con su comida y agua al irme a la escuela y cuando entraba por la puerta y me oía volaba hasta a mi para recibirme.


Cuando uno es niño de verdad cuantas aventuras puedes tener! Yo tuve una infancia en donde tuve acceso a muchos animalitos por el rancho de mis tíos, y hoy recordando veo que fuí muy feliz de niña.


Bueno y claro que no podían faltar los perritos... en el rancho siempre habían perros y perras de raza y mestizos, y claro de vez en cuando llegábamos y alguna de las perras tenía bebes. A mi no me volvían a ver en todo el día. Me la pasaba con la perra y sus cachorritos, les ponía nombres les llevaba agua y me acurrucaba con ellos en un hoyo en la tierra y ahí me quedaba. Una vez les metí tremendo susto a mis papas porque descubrí a la perrita con cachorros lejos del rancho, por donde guardaban a los borregos y no regrese a la casa ni para comer, entonces todos se pusieron a buscarme porque me gritaban y yo no aparecía pero en donde estaba con la perrita no se escuchaba nada 🙈, hasta que alguien mencionó que habían cachorros y entonces dieron conmigo 😬.

Cuando volvíamos a casa siempre era muy triste porque yo siempre me quería llevar a la perrita con sus bebes para cuidarlos pero no me dejaban mis papás , así que tenía que esperar toda la semana para volver al siguiente fin de semana y volver a verlos. Así lo hacía hasta que cuando yo volvía ya no estaban los

cachorritos en el hoyo de tierra, ya caminaban y andaban por todos lados. Regalaban a algunos y otros se quedaban en el rancho y yo los cuidaba.

También antes en mi época existían las Kermeses de las escuelas y cuando era la del Colegio México yo era muy feliz porque mis papas escogían ayudar siempre en el

puesto de la ruleta, y si ganabas el premio era un pollito. Yo nunca jugaba 😂, yo estaba muy ocupada alimentando y cuidando a los pollitos. Y claro apartando en una cajita los que le iba a pedir a mis papás. Una kermese recuerdo que quedó una caja completa de pollitos y nos los llevamos a la casa ! Yo no podía estar mas feliz! Mi papá les hizo como una incubadora gigante bajo las escaleras del patio, con sus focos y tenían su agua y su comida que yo me encargaba de darles y el me ayudaba con la limpieza de la caja. De estos pollitos salió Norky, un pollito que tuvimos que se hizo gallo al que yo cuidaba y estaba conmigo todo el tiempo. Me tiraba al piso a hacer mi tarea y Norky se paseaba encima de mis cuadernos y mis útiles. Y si me paraba a la cocina el corría atrás de mi aleteando para ir mas rápido. Por ahí tengo foto de él parado sobre mi espalda en el jardín. Ya la buscaré y la pondré.


Después tuve al Chikis otro pollito que se hizo gallo y cantaba todas las mañanas para despertarnos hasta que se tuvo que ir al rancho porque no podía estar mas con nosotros, los vecinos de la ciudad no eran muy amables 🤣🤣🤣🤣.


Alguna vez en el rancho nacieron perritos Basset Hound y todos los primos escogimos uno. Yo escogí una nena blanca con manchas negras que le puse Lady, y mi hermano un blanco con café que se llamaba Junior. Eran nuestros pero solo los veíamos en el rancho.


Hasta que un día llegó mi papá a casa con una cachorrita Dalmata y fuí la mas feliz! Estuvimos horas pensando en su nombre hasta que se le quedó Laika, como la primera perrita que fue enviada al espacio en el Sputnik, creo que eso recuerdo. Entonces estaban los viajes espaciales como una noticia tremenda y todos hablaban de eso. Aunque la historia de Laika me la contó mi papá. Creo que yo heredé de él, entre otras cosas este amor a los animales.


Ayyyy encontré la foto en el rancho con el toro Gambusino y con mi perrita Laika, mis adorados primos con los que hacía mil travesura. Eli, Gerardito hermoso (QEPD) y Verito. Obvio la que abraza a Laika soy yo 🥰





Y así mi vida siempre ha estado llena de muchas emociones y sobre todo creo que desarrollé una mucho mejor capacidad de compenetrarme con muchas especies animales y conocer desde tan temprana edad como cuidarlos y darles lo que necesitaban.


Hoy mi hobby favorito se ha convertido en un negocio sin darme cuenta, y para mí en verdad en el nacimiento de cada camada me vuelvo a sentir como cuando de niña me acostaba en la tierra al lado de la perrita con sus cachorros en el rancho para estar pendiente de sus bebés. Ahora es igual, y aquí estoy a su lado viendo como nacen, como crecen y como llegan a sus nuevos hogares a hacer a tantas personas tan felices como cuando Laika llegó a mi vida. Y sí, han habido varias veces que las entregas son tan emotivas y cuando eres parte de eso, se te llena el corazón de felicidad y los ojos de lágrimas.


Asi que gracias a todos los que han confiado en nosotros y nos han permitido compartirles un pedacito de mi vida y de mi historia y sobre todo de todo nuestro esfuerzo y de nuestro corazón que ahora van en cada bebé Delorano.






130 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo